Corríge el mal comportamiento de tu gato

Corríge el mal comportamiento de tu gato

0 Comentarios

Antes de reeducar a tu gato, debes asegurarte que no está enfermo y que realiza ejercicio de forma regular. Es común escuchar a personas que se quejan del mal comportamiento de sus gatos. Tal vez el gato esté escalando por todas partes, destruyendo las cortinas o tratando de huir de casa. Si quieres entrenar a un gato, esto requerirá paciencia y sacrificio. Los siguientes consejos son excelentes para ayudarte a volver a entrenar a tu gato.

Causas y soluciones del mal comportamiento de tu gato.Los gatos se portan mal de diferentes maneras y el mal comportamiento se desencadena por múltiples razones diferentes. Por lo tanto, debe tener mucho cuidado con cualquier cambio en el comportamiento de tu gato para evitar futuros problemas de comportamiento en el futuro. 

Origen patológico

Algunas condiciones pueden causar dolor o dañar las funciones sensoriales de tu gato. Debido a que tu gato se siente vulnerable, puede desarrollar comportamientos defensivos o nuevos hábitos. Tiende a ser más común en gatos mayores, pero puede pasar en cualquier edad. Si tu gato comienza a esconderse demasiado o es más agresivo o inusual, es importante llevarlo directamente al veterinario. Él podrá evaluar la salud de tu gato y eliminar las causas de su mal comportamiento. Tu gato necesitará corregir el mal comportamiento y también tomar la atención médica preventiva correcta para estar saludable. Por lo tanto, cada seis meses es muy importante llevarlo al veterinario, estar al día con las vacunas y los parásitos, y proporcionarle una dieta de calidad.


Falta de educación o socialización

Al igual que los humanos, los gatos aprenden la mayoría de sus hábitos durante la infancia. Esto se debe a que sus personalidades se desarrollan en los primeros meses de vida; esto les ayuda a aprender mejor. Si deseas tener un gato bien educado y obediente, necesitas dedicarle tiempo a una edad temprana para educarlo y socializarlo.

El primer paso para evitar el mal comportamiento en un gato adulto es no ignorar el mal comportamiento cuando es joven. Por ejemplo, si no quieres que tu gato salte en el sofá o en la cama, no debes dejar que haga esto mientras es joven. Si dejas que un gatito haga cosas porqué es lindo, aprende malos hábitos.

Cuando un gato se entera de que se permite un comportamiento en particular, no puede entender por qué no se le permite hacerlo en un instante. Por lo tanto, sería mejor comenzar el entrenamiento tan pronto como un gato ingrese a un nuevo hogar.

Evita regañarlo
No es una buena idea regañarlo para arreglar su mal comportamiento. Alregañarlo, solo aumentas tus niveles de estrés y provocas emociones negativas. Para indicar un mal comportamiento, simplemente debe decirse «no» en un tono claro pero tranquilo. Dale una buena recompensa si actúa perfectamente.

También te podría gustar

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *